Corrupción verde pretende seguir gobernando en Boyacá

Alianza Verde, un partido que ha dejado una estela de corrupción en Boyacá, afina su maquinaria política para perpetuarse en el poder del Departamento.

Unos gobernantes que representan los tradicionales esquemas de la corrupción afinan su artillería sin importar el precio, para montar al actual candidato Ramiro Barragán en el poder y así continuar su ola de fechorías.

Pero, conozcamos un poco sobre la historia política del departamento en los últimos cuatro períodos gubernamentales.

2004 – 2007 Jorge Eduardo Londoño, fue ministro del cuestionable presidente Santos y gobernador de Boyacá para este período. Para el 2009, este gobernante fue investigado por 123 procesos que se adelantaron en la Procuraduría General de la Nación, cinco casos fueron decididos, 64 fueron archivados.

2008 -2011 José Rozo Millán, gobernador para este período a quien la Procuraduría General de la República, emitió un fallo de responsabilidad fiscal por el presunto detrimento patrimonial que representaría el mal manejo alrededor del ‘Tren turístico estudiantil de Boyacá’. En teoría el departamento perdió 308 millones de pesos, monto que se habría perdido por el incumplimiento de la ejecución del proyecto anteriormente mencionado.

2015 – Actualidad Carlos Amaya, es el actual gobernador, al igual que los anteriores, militante del partido Alianza Verde, aunque aún está en ejercicio el gobernador no se ha escapado de las denuncias sobre temas vinculados al mal manejo administrativo y político de la región, pues ha sido acusado de ejercer presión a los alcaldes en la conformación de CorpoBoyacá. Este “líder” político también tiene una acusación por irregularidades en el contrato con la Fundación SOS. Lo que el actual gobernador enfrenta es la acusación vinculada al favorecimiento del candidato verde, Ramiro Barragán, a quien ha puesto toda la plataforma administrativa de la gobernación para beneficiarlo en su aspiración de llegar al Palacio de la Torre.

Ahora bien, el actual candidato Ramiro Barragán no escapa de sus antecesores gobernante verdes, pues ha sido acusado de no cumplir en ninguno de sus dos períodos con un estadio de futbol, entre otras obras prometidas, cuando fuera alcalde de Nobsa.

Tres de los últimos cuatro gobernadores de Boyacá han pertenecido al partido Alianza Verde, quienes han sido acusados por mal manejo de presupuesto, desaparición de recursos, entre otras responsabilidades administrativas de la región; a pesar que uno de los principios del partido rece: Rechazo a cualquier tipo de violencia y a cualquier complicidad con grupos al margen de la ley y con funcionarios o ciudadanos corruptos.

¿Seguirá Boyacá permitiendo que líderes con esta torcida reputación sigan gobernando en los venideros comicios?. Amanecerá y veremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *