La impresión más cara del país se saca en Bucaramanga

No hay que hacer muchas elucubraciones para develar la tragedia que supone para un ciudadano hacer el pago del impuesto departamental vehicular en Santander.

Son muchos los trámites y pagos adicionales que se deben realizar de manera injustificada, por ejemplo, sobresale el pago de $23.255 pesos por el concepto de sistematización, el cual carece de fundamento normativo y corresponde a un mero capricho de la administración. Máxime si se tiene en cuenta que equivale a una simple impresión de la factura de pago. Pese a ello, el angustiado contribuyente prefiere saberse estafado por la Secretaría de Hacienda Departamental, antes de tener que acudir a otra peripecia burocrática.

Por su parte, el proceso que ellos denominan “sistematización”, se limita en estricto sentido a la mera elaboración y expedición de una factura de compra que no supone mayor requerimiento técnico y debería, por mandato legal, ser una tarea asumida por personal de la entidad en mención. Basta con mirar el objeto del contrato 2354 de 2015 “el objeto del contrato es la PRESTACIÓN DE SERVICIOS BAJO LA MODALIDAD DE OUTSOURCING A TRAVÉS DE UNA PLATAFORMA TECNOLÓGICA QUE LE PERMITA AL DEPARTAMENTO DE SANTANDER CONTAR CON LOS MEDIOS TÉCNICOS Y LOGÍSTICOS NECESARIOS PARA EL MANEJO DE LA INFORMACIÓN TRIBUTARIA Y LA ATENCIÓN AL CONTRIBUYENTE DE LOS IMPUESTOS SOBRE VEHÍCULOS AUTOMOTORES Y REGISTRO” para darse cuenta de que pretende complejizar de manera exorbitante una actividad que realizan miles de comerciantes dentro de sus quehaceres diarios, sin que ello implique una inversión mayor a los $100 (cien pesos) por factura.

En síntesis, cada ciudadano debe donar en promedio un día de trabajo al contratista para que este se enriquezca de manera injustificada e ilícita con el beneplácito de la administración del Departamento de Santander en cabeza del político Didier Tavera, que por cierto es quién busca que Claudia López llegue a la Alcaldía de Bucaramanga, para sostener esta cadena de desatinos cuatro años más. Votar por Claudia López atenta contra el principio de planeación, eficiencia y eficacia que rige la administración pública y de manera simultánea, afecta a los 800 mil hogares que deben pagar el impuesto.

El contratista ya facturó cerca de $100 mil millones de pesos, ¿cuántos millones más la familia Tavera quiere donarle a costa del bolsillo de los santandereanos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *